Camises libres de roce

 camisas.JPG

Cuando se trata de camisas y blusas debo decir que me pongo de mal humor. Si es por lavarlas, no me hago mucho problema, las meto en el lavarropas  y que se laven como puedan. Además tengo la ventaja que el único que las usa en mi casa es mi hermano. Pero no solo lavarlas es molesta... el planchado. A mi no me molesta planchar, pero las camisas son algo espantoso.

Lo cierto es que nunca quedan bien. Siempre queda esa marca de roce en los puños y en el cuello. Y a pesar de que usemos esos jabones en polvo que prometen y prometen sacar esas marcas y manchas, ellas siempre se las ingenian para quedarse en nuestra ropa. Pues eso se terminó. A partir de hoy, con los consejos que te damos, tus camisas y blusas quedarán como nuevas.

Para quitar el roce no hay nada mejor que humedecer el cuello y los puños de la camisa y frotar sobre ellos un pan de jabón para la ropa, deja unos minutos y luego pasa un cepillito de uñas en el lugar de la marca. Asegurate de hacerlo en cada puño y en la manga.

Además, intenta de no formar una pasta de jabón porque puede ser malo para la prenda. Por otro lado, cuando termines con el cepillito, solo tienes que enjuagar la zona que limpiaste, y lavar la prenda como de costumbre. No importa si es a mano o en el lavarropas, notarás que la prenda queda perfecta.

Especiales

Artículos recomendados

Comentarios