Nada de óxido

oxido.JPGLos elementos de metal siempre nos dan trabajo. Con el simple paso del tiempo y mal cuidado se terminan  arrumbrando  u oxidando, y estas manchas no son nada sencillas de quitar. Pero en el día hoy te traemos dos soluciones sencillas.

Los utensilios que maniobramos en la cocina, suelen afectarse con más velocidad ya que cuando cocinamos los mismos vapores ayudan a que nuestros elementos se estropeen. Uno de ellos es el abrelatas, que muchas veces no nos damos cuenta, como ponerle sobre la mesada mojada, o guardarlo con cosas húmedas.

En este caso, si tu abrelatas se ha oxidado, lo puedes solucionar de manera fácil. Debes frotarlo con medio limón y sal gruesa durante unos minutos. Luego, limpialo con un poco de gasolina y aplica un poco de aceite de oliva con un paño para sellarlo.

Ten en cuenta que este simple problema se puede evitar si lo limpias de vez en cuando si realizas el procedimiento de la gasolina y el aceite. Recuerdalo para las proximas veces que te pase.

Por otro lado, las tijeras son otro de los elementos que se estropean con el mal uso. Tal vez han cortado cosas húmedas, o se ha volcado algún liquido sobre ella. Para remover el óxido y dejarlas como nuevas lo único que debes hacer es frotarla con media cebolla.

Vía|Todoellas

Artículos recomendados

Comentarios