Una cabecera muy sencilla de hacer

cabecera.JPGHoy en día la mayoría  de la gente prefiere los somier  para dormir, pero lo cierto es que éstos no son muy estéticos que digamos ya que no tienen cabecera, y la cama queda como perdida sobre la pared. Lo bueno es que puedes cambiar esto de una manera muy sencilla.

La idea es que puedas armar un original cabezal para tu cama de una manera fácil. Primero debes escoger una barra de cortina de forja o de madera que incluya los remates de los extremos para que estéticamente sea más llamativa. Naturalmente, la barra de cortina deberá de tener las mismas dimensiones que la anchura de la cama y los remates sobresaldrán ligeramente de dicha anchura.

En esa barra debes colgar dos o tres almohadones, la cantidad que más te guste. Es fundamental que cubran todo el ancho de la barra y la altura desde la barra hasta la cama. Ten en cuenta que tendrás que colocarle unas cintas al los almohadones para poder colgarlos en la barra.

Atornillando los soportes de la barra a una altura de unos 60 ó 70 centímetros de la cama puede ser suficiente. Pero para determinar exactamente la altura que más te conviene realiza lo siguiente: sientate en la cama con la espalda pegada a la pared, marca esa altura y añade 5 ó 10 centímetros más. Esa será la altura a la que debes colocar la barra.

Una vez que coloques la barra, solo tienes que colgar los almohadones, y ya tienes lista la nueva cabecera de tu cama.

Vía|Bricocanal

Artículos recomendados

Comentarios