Solo un detalle de color

Solo-un-detalle-de-color-5.jpg Wavebreak Media/Thinkstock

Si estás pensando en cambiar la decoración de tu casa y te gustaría optar por un estilo minimalista pero lo percibes como frío, estéril y poco acogedor, entonces aquí te brindamos algunos consejos para lograr una decoración cálida y alegre con sólo un detalle de color.

Puedes ser un poco más audaz mientras rompes con el contraste de una neutralidad cromática en la decoración de tu habitación o diversos espacios de tu casa. Ser elegante no es sinónimo de minimalismo y no necesariamente necesitas dejar de lado los colores intensos o cálidos.

Detalles de colores para decorar

Combinar colores

Solo-un-detalle-de-color-1.jpg Solo-un-detalle-de-color-4.jpg

El color lavanda puede ser una gran opción si elegiste como principal color el blanco. Además de conseguir con él una combinación acogedora, también es combinable con otros tonos como el verde.

Por otro lado, un mueble violeta (en la parte de la almohadilla) con tonalidades de dorado (en la madera) puede ser realmente atractivo si se combina en una habitación monocromática.

Esta no es la única combinación de colores y es importante que la que finalmente elijas pueda incorporarse con los muebles y accesorios, aunque puedes hacerlo en una pared pero recuerda que será el atractivo de ese espacio.

Punto focal de la decoración 

Solo-un-detalle-de-color-6.jpg Ryan McVay/Lifesize/Thinkstock

Si decidiste pintar la habitación de color blanco o monocromático, debes concretar cuál esperas que sea el punto focal en la decoración. Este puede ser un mueble o una pared que llame la atención.

Obviamente, el punto focal puede ser cualquier cosa que se encuentre en una habitación así esta no esté pintada únicamente de blanco. Es el atractivo del espacio que te encuentras decorando y, como debe ser, lo elijes tú.

Consejos para decorar con un detalle de color

Solo-un-detalle-de-color-2.jpgSolo-un-detalle-de-color-3.jpgSolo-un-detalle-de-color-7.jpgSolo-un-detalle-de-color-8.jpg

  1. La manera menos trabajosa de darle un toque de color a una habitación monocromática, sin tener que pintar paredes o comprar mobiliario, es colocar algunos cojines o almohadones de colores.
  2. Con un simple detalle como puede ser un almohadón, lograrás un cambio increíble. Lo único que necesitas es un color que haga contraste con la decoración. Puedes optar por elegir colores como el fucsia, el verde, el turquesa, el amarillo o el color que prefieras, siempre y cuando armonice dentro del espacio.

Y tú, ¿estás pensando en algún otro detalle de color para decorar la casa? ¿Tienes alguna idea para combinar colores que te gustaría compartir?

Especiales

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.