Diferentes estilos para el cuarto del bebé

Imagen de Luisa de la Borda
Enviado por: Luisa de la Borda

La llegada de un bebé marca el nacimiento de una nueva familia que empieza a ampliarse, pero también determina una serie de cambios que requieren de nuestra atención, ya que el pequeño necesitará de su propia habitación y espacio.

Es un momento un tanto complicado, sobre todo para los padres primerizos que están pendientes de la seguridad y la decoración. Para hacértela un poco más fácil, te propongo ver algunos estilos para decorar el cuarto del bebé.

Dormitorios para niñas

Antes de elegir cualquier estilo debes tener una guía por lo menos de colores. Es ideal que utilices una paleta de colores para combinarlos, si no estás muy segura de cómo hacerlo. Y que te bases en el sexo del bebé para elegir la pintura.

Para las niñas, los blancos y rosas son una opción excelente que le da a la habitación un toque de femineidad, pero sobre todo mucha suavidad y ternura. Aunque, esos colores puedes combinarlos con marrones para darle un toque sobrio a la decoración.

Estilos neutros

Muchas veces, los padres prefieren no saber el sexo del bebé hasta el día del nacimiento en el que la sorpresa se vuelve mucho más grande. Para esto, ellos deben planear con anticipación las decisiones que tomaran para decorar el cuarto del bebé.

Colores verdes o amarillos son ideales para estilos neutros, aunque el blanco, beige y marrón también pueden funcionar pero no como colores principales, ya que la habitación de un niño tiene que ser alegre y divertida, no sobria.

Vintage

Lo creas o no las decoraciones vintage pueden ser, además de atractivas, muy divertidas y, sobre todo, bastante económicas cuando tienes poco presupuesto, pero muchas ganas. Es una manera excelente de intervenir en la decoración del cuarto del bebé haciendo la mayoría de cosas tú mismo.

Por ejemplo, si tienes una cuna que ha caído del cielo (cortesía de algún familiar cercano que ya no la necesita más), puedes pintarla, cambiarle colchón y reutilizarla sin mucho esfuerzo. Asimismo, cambiarle color a los muebles o cómodas es una excelente opción, sobre todo si utilizas colores vivos.

Un cuarto de niños

Lo usual es decorarlo con azules (entre tonos claros y oscuros) y blancos. Si quieres salir de la monotonía puedes elegía entre los verdes, naranjas, marrones y hasta negros, este último como color terciario para conseguir sombras.

Una excelente iniciativa es darle una temática a la decoración, sea de vaqueros (aunque está bastante replicada), marineros, con animales de la selva o sobre algún personaje infantil.

Todos estas ideas para el cuarto del bebé y otros  estilos para decorar habitaciones requieren tiempo en la planificación y preparación, lo ideal es que ambos padres se apoyen y mantengan la comunicación en la elección de la decoración.

Artículos recomendados

Comentarios