Trucos para recuperar ollas quemadas

ollas

A todos los que cocinamos en nuestra casa nos ha pasado, por lo menos una vez, que se nos ha quemado una olla. Nuestra primera reacción es lamentarnos o incluso maldecir. La próxima vez que esto te suceda no desesperes. A partir de ahora estarás preparado para solucionar la situación. Existen ciertos trucos para recuperar ollas quemadas y te los enseñaremos a continuación.

Primero enjuaga la olla con agua caliente y deja remojar la parte quemada. Después que entibie lava la olla con detergente y una esponja. Luego mezcla agua caliente y detergente y lleva la olla a fuego lento. Deja hervir durante unos minutos.  Si en la olla han quedado muchos restos de comida adheridos puedes mezclar lavandina con agua y dejarla hervir (ten cuidado de no aspirar el vapor resultante). Luego lava la olla nuevamente.

Si la olla quemada es de una superficie adecuada puedes frotarla con una esponja de acero y jabón limpiador en polvo. Si es una olla de teflón no raspes su superficie ya que lo único que conseguirás será tu objetivo contrario y la olla se arruinará del todo.

Otro truco para recuperar ollas quemadas: rociarlas con el mismo producto con el que limpiamos el horno. Sólo debemos rociar la zona quemada de la olla con este compuesto (que viene en aerosol y al ser pulverizado crea una capa espumosa) y dejar que actue durante media hora. Luego lava comúnmente la olla. ¿Más trucos? Frota delicadamente con bicarbonato de sodio y unas gotas de agua tibia. Esta alternativa es ideal para recuperar ollas de acero. Un secreto más casero es hervir cáscaras de papa y vinagre y dejar reposar durante una noche entera.

Tambiérn puedes recurrir a la variedad de productos de limpieza que pueden utilizarse en múltiples superficies. Aplicalos y deja actuar por un par de minutos. Luego retira con un poco de agua. Tu olla ya estará pronta para ser usada nuevamente.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.