Técnicas para pintar paredes

Tecnicas-para-pintar-paredes.jpg Markus Lambrecht/iStock/Thinkstock

Si decides pintar cualquier pared de tu casa, lo ideal es esparcir toda la pintura que has decidido usar por la superficie de manera pareja, sin que gotee, sin que queden demasiadas capas en la primera aplicada, y sin que se llene todo de pintura haciendo un total desastre.

Todas estas son normas necesarias para hacer un buen trabajo y tiene sus técnicas hacer que la pintura se distribuya uniformemente y quede una pared perfecta. Lo único que necesitamos es un poco de practica para lograr el acabado profesional que buscamos y que quedes satisfecho y orgulloso de lo que has logrado.

Existen varias técnicas para pintar paredes que lograrán que queden perfectas y que no sea la aburrida aplicación de un solo color sin ninguna textura. Recuerda que debes preparar las paredes y también preparar la habitación. Te explico algunas de estas técnicas al saltar.

Tecnicas-para-pintar-paredes-1.jpg severija/iStock/Thinkstock

Técnica para pintar con un trapo. En este caso no necesitarás brochas ni rodillos sino trapos simples de alguna pollera vieja que sea de algodón. Esta técnica creará un efecto jaspeado. Para hacerlo mete el trapo en la pintura y quita el exceso. Da golpecitos ligeros a la pared con el patrón que quieras pero sin esparcir demasiado, y puedes usar dos colores si así lo deseas.

Tecnicas-para-pintar-paredes-2.jpg MagMos/iStock/Thinkstock

Técnica para pintar con esponjas. Esta es parecida al trapo porque no se usa brocha ni rodillos. Debes mojar una esponja en la pintura y comenzar a pintar desde la parte de afuera de las paredes y dar golpes en un solo lugar al azar. Al completar quedará un patrón divertido (como si hubiesen nubes en la pared).

Tecnicas-para-pintar-paredes-3.jpg murengstockphoto/iStock/Thinkstock

Técnica de lavar el color. Esta añade un acabado sutil a las paredes. Pareciera que el color estuviese flotando. Es una buena técnica si quieres esconder algunos defectos de la superficie. Toma un poco más de tiempo porque hay que hacer varias capas para dar un buen efecto pero es genial como queda. Para hacerlo sólo debes pasar un color de base de forma clásica. Deja que se seque. Luego pasa otra más de uno o dos tonos más bajos que el ya usaste. Si eres más osado, puedes utilizar un color totalmente distinto. La brocha debe aplicar la pintura en distintas direcciones para que se vea el color de fondo al azar.

Estas son tres maravillosas maneras para decorar y pintar tus paredes. No importa de qué habitación de la casa se trate podrás darle un toque instantáneo de novedad.

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

[...] del clásico color blanco y optar por un tono más interesante. Además, puedes integrar algunas técnicas de pintura como el esponjeado. También puedes agregar vinilos o estencils a las paredes. Otra idea original es pintar alguna [...]

Mié, 2010-09-29 16:34