Cómo arreglar una persiana de madera

shutter_1.jpg

Aprender cómo arreglar una persiana de madera puede ser un proyecto divertido para hacerlo por tu cuenta. Las persianas de madera tienden a pudrirse con el tiempo, especialmente si están puestas en exteriores (por el contacto con agua). De todas formas, las personas prefieren usar estas porque se ven mucho mejor que las de plástico.

El estilo que le añade una persiana de madera a tu casa es genial, pero cada 3-5 años necesitarán ser reemplazadas, quizás se dañen si se usan mucho o si eran de mala calidad.

Uno de los enemigos principales para las persianas de madera es el sol porque las contrae y las expande, creando grietas y hasta rompiéndose, cosa que es irónica porque se usan precisamente para detener el sol. Si decidiste pintarlas de un color oscuro, como negro, entonces la luz del sol será aún peor para las persianas, además del agua, los insectos, etc. Pero todo esto dependerá de donde la tengas puesta.

Con todo esto lo que puede suceder con más frecuencia es que alguna parte de la persiana se rompa. Para evitar esto lo mejor es no pintar de colores oscuros las persianas de madera y usarlas en el interior. Pero si ya se rompieron, sólo debes desatornillar las persianas rotas, ponerles pegamento, hacer presión hasta que se sequen para que no se vuelva a separar. Una vez secas, regrésalas a su lugar y ponle otra vez los tornillos que tenía.

Si el daño es mayor, y no se puede resolver con este método que te he dicho, quizás sea hora de cambiar las persianas por unas nuevas.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.