Cómo hacer que el color de nuestras alfombras perdure

Alfombra.jpg Selahattin BAYRAM - RF - Thinkstock

Las alfombras suelen perder el brillo y la intensidad de sus colores con el paso del tiempo. La luz del sol es por lo general la causante de esta decoloración en las fibras de nuestras alfombras.

Mantener las cortinas cerradas puede ser una solución efectiva, pero sin dudas el vivir en la penumbra no es una opción muy saludable. Por esto, hoy les traemos un consejo que nos permitirá mantener los colores de las alfombras como el primer día sin tener que vivir en la oscuridad.

Podemos evitar que nuestras alfombras pierdan brillo remojándolas con agua caliente y sal. La sal es una producto sumamente efectivo para iluminar las fibras y protegerlas contra la decoloración. Sumergiendo la alfombra en agua con sal y si es necesario agregando un poco de amoníaco a la mezcla, obtendremos un resultado que nos dejará boquiabiertos por su efectividad.

El remojar las alfombras en esta mezcla además de reforzar el color de las fibras elimina todo tipo de manchas.

De esta forma las alfombras de nuestro hogar quedarán como nuevas y no tendremos que preocuparnos por la incidencia del sol en el interior de nuestra casa.

Artículos recomendados

Comentarios