¿Por qué elegir el estilo minimalista para decorar?

minimalismo2.jpg Katarzyna Bialasiewicz - RF - Thinkstock

El estilo minimalista en decoración persigue eliminar aquellos elementos que sean innecesarios y sustituirlos por aquellos que sean funcionales y aporten belleza en su sencillez. Lo que determina este tipo de diseño es la simplicidad. Por lo general, una habitación minimalista tendrá sus accesorios básicos, que se mantendrán fuera de la vista tanto como sea posible, dándole mayor importancia al orden visual.

Cuando empleas este estilo, alcanzas varias ganancias. Una de ellas es la posibilidad de relajarte mentalmente, pues todo aparece organizado, claro y natural. Hay pocas cosas en el cuarto que capten tu atención. Por otra parte, se favorece el ahorro, sólo se compra aquello que sea absolutamente necesario para decorar. Este estilo es muy práctico, su principio es: una cosa se usa sólo tiene un propósito. Es en esos accesorios en los cuales debes centrarte.

Los diseños minimalistas liberan espacio de los domicilios. Al guardarse los objetos innecesarios, las distintas habitaciones parecen más amplias y acogedoras. Cuando miramos un lugar decorado con este estilo, sentimos que hay espacios grandes y abiertos, lo que también da sensación de claridad y luz.

El minimalismo está siendo muy popular en los últimos tiempos. La razón es que busca lo esencial para hacer sentir más cómodo al individuo. De ese modo el interior de las personas puede expresarse mejor. Su sentido de la funcionalidad permite que las personas se focalicen en las acciones y accesorios útiles y no pierdan tiempo en detalles superfluos.

Sin embargo, es importante saber que, como en cualquier otro estilo decorativo, lo que determina que algo sea hermoso y agradable es el equilibrio logrado entre sus elementos. No basta que un lugar esté recogido y tenga pocos accesorios, la relación entre cada uno de los detalles básicos en el minimalismo debe conducir a un balance de las formas.

Especiales

Artículos recomendados

Comentarios