Tips para diseñar el jardín al estilo Cottage

Imagen de Martina
Enviado por: Martina

El estilo de paisajismo conocido como Cottage es un estilo casual de diseño de jardines que se caracteriza por la combinación de una amplia variedad de colores, texturas y aromas. Esa mixtura que brinda el Cottage hace que todos nuestros sentidos se vean contemplados en este tipo de jardines y que por ello se trata de una manera de diseñar los espacios exteriores muy implementada y conocida a nivel mundial.

Para conocer un poco más de esta tendencia del paisajismo y poder aplicarla a los patios de nuestros hogares, aquí traemos algunos tips para diseñar jardines al estilo Cottage.

Distribución

En cuanto al patrón de diseño y la distribución de este tipo de jardines, es importante decir que el Cottage no implica un diseño formal y específico, sino que se basa en el flujo libre de las plantas lo que da una informalidad y naturalidad al paisaje. Grandes canteros con formas geométricas colmados de plantas entremezcladas, bordes de caminos con formas curvas y una gran abundancia de verde son las tres características específicas del diseño Cottage que lo vuelven un estilo de jardinería muy atractivo.

Uso de las plantas

La combinación de distintos tipos de plantas es otro de los patrones característicos de este estilo de paisajismo. El mezclar flores de distintos altos, formas y colores con arbustos y plantas de otros colores, con distintos tipos de hojas y volúmenes hace al contraste que le da su encanto al Cottage. El intercalar arbustos de hoja caduca con arbustos de hoja perenne hace a que nuestro jardín cambie de aspecto y se vuelva más atractivo con el correr de las estaciones lo que nos generará expectativa y además nos dará un aire de renovación con el paso del tiempo. 

Listado de plantas

Plantas como la boca de dragón, espuelas de caballero, malvas y altramuces son ideales para este tipo de jardines por ser altas y florecer en las puntas. Por otro lado y para complementar, las petunias, geranios y otros tipos de pequeñas flores pueden colocarse en montículos donde con sus distintos colores generen un ambiente atractivo por lo bajo. Los helechos y hostas también son buenos para añadir textura y contraste y por su parte el romero, el tomillo, la salvia, el perejil y el eneldo son algunas de las hierbas más comunes para tupir los pisos de verde.

Si además de canteros implementamos en nuestros jardines arcos o pérgolas, las rosas, clemátides o glicinas son las mejores opciones para dar color y aroma a nuestro jardín desde las alturas.

Accesorios

Los caminos y bordes de los canteros deben tener formas irregulares y lucir desgastados y apagados para que resalten las distintas tonalidades de las flores. Viejos ladrillos, adoquines, grava triturada o virutas de corteza de árbol son los materiales más utilizados para los caminos, más aun si se intercalan con baldosas de terracota, ladrillos rotos o pedazos de vasijas de barro que den un toque de antigüedad al jardín.

Por otra parte, suman a la decoración de estos espacios las cercas blancas de madera y las pérgolas o enrejados, las veletas y los relojes de sol. Estos accesorios le dan al paisaje un aspecto tradicional y antiguo que convierte al jardín en un espacio mágico y súper disfrutable.

El Cottage es un estilo de paisajismo sumamente atractivo por la combinación de colores y texturas que implica. Si poseemos un jardín grande no debemos dudar en implementar este tipo de decoración ya que será sumamente atractiva para todos nuestros sentidos y por ello nos incitará a pasar tiempo en el exterior del hogar disfrutando de la vista y el aire libre.

anterior Cómo amueblar un dormitorio pequeño siguiente Cuadros decorativos para sala

Artículos recomendados

Comentarios