Cómo elegir las cortinas para una habitación de bebé

cortinas primera_0.jpg

El diseño de una habitación para bebé es una de las actividades en torno a la decoración del hogar que más emoción, ansiedad y diversión le trae a la familia.

Muchas veces esa adrenalina generada por la llegada de un nuevo integrante al hogar hace que la tarea de decorar se vuelva algo complejo y estresante. La variedad de diseños, colores, mobiliario, texturas y accesorios, lejos de ser una bendición termina por ser un problema ante las dudas que nos surgen y las disyuntivas en las que nos encontramos a la hora de elegir.

Las elección de las cortinas es uno de esos aspectos que generan conflictos al tener que optar. Las muchas texturas, largos y colores generan problemas a la hora de decidir y por ello y para hacer la tarea más fácil, aquí les traemos algunas ideas acerca de cómo elegir las cortinas para una habitación de bebé.

El color

El color de las cortinas es un detalle muy importante. Lo primordial es que combinen con el resto de la habitación ya sea en tonalidades oscuras o claras. La elección por una u otra tonalidad debe depender más que nada de las necesidades del niño. En las primeras etapas de vida será mejor elegir cortinas oscuras para evitar la luz y por ende darle al bebé mejores condiciones para conciliar un buen sueño. Más adelante, con el correr del tiempo, se puede optar por los colores claros en tanto el bebé se vea menos influenciado por la cantidad de luz a la hora de dormir. 

Que las cortinas deban ser oscuras no implica que no puedan tener diseños y dibujos que las vuelvan atractivas para los niños. Es bueno saber equilibrar y buscar aquello que sea atractivo a la vista y a la misma vez sea útil y funcional en la habitación.

cortinas cortas_0.jpg

El material

Otro aspecto a tener en cuenta es el material de la cortina. El algodón y la seda son sin duda los dos materiales más utilizados y adecuados para las habitaciones de bebés. Es bueno utilizar telas que den la sensación de suavidad para sumar a la habitación calidez y comodidad. Por otra parte, es bueno elegir materiales que sean más gruesos e impidan la entrada de polvo a la habitación. Las telas muy delgadas en grosos no evitan la entrada de partículas del exterior y eso puede llegar a ser perjudicial para el bebé.

cortinas largas_0.jpg

El largo

Aparte del color y la textura, otro aspecto a considerar es la longitud de las cortinas. En la etapa inicial en la que el bebé no se desplaza solo, podemos optar por cortinas largas ya que estas no serán un problema. Sin embargo, en tanto el niño pueda ponerse de pie solo y movilizarse, es mejor cambiar por cortinas cortas para que el cuarto no termine siendo un desastre cuando nuestro bebe descubra que puede jugar con esas telas que cuelgan.

cortinas largo.jpg Ellie_Photography - RF - Thinkstock

Teniendo en cuenta estos tres importantes aspectos podremos elegir la mejor opción para la habitación del bebé. De esta manera, podremos invertir de un modo seguro en cortinas que podremos hacer durar bastante si las elegimos con tino y de modo que combinen con el resto del dormitorio.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.