Centros de mesa para San Valentín

Imagen de Valentina Mongrell
Enviado por: Valentina Mongrell

San Valentín está cada vez más cerca y tú quieres asegurarte de que esa noche sea perfecta, pero todavía te quedan muchas cosas por resolver. No desesperes, en esta entrega te daremos algunas ideas y te mostraremos algunos centros de mesa para San Valentín para que embellezcas tu mesa. ¿Estás lista?

Veamos el primero...

Centro clásico

Si eres una mujer clásica, es probable que este centro de mesa te encante. Varios elementos se combinan para crear un centro simple, pero llamativo. El blanco, símbolo de la pureza y de la transparencia, es el color dominante. Este centro lo tiene todo: velas, flores y un farol con detalles en hierro, ¿qué más puedes pedir?

Centro transgresor

Todas conocemos los colores típicos de San Valentín: rojos, rosados, blancos... Estos son siempre una muy buena opción, pero si eres de esas mujeres originales a las que les encanta transgredir, este centro representa una mejor alternativa. Como ves, combina lo clásico del blanco con colores más vivos y pocos usados en estas ocasiones. A su vez, la suavidad de las rosas se funde en la aspereza de los claveles. Este arreglo es, verdaderamente, una explosión de contrastes. 

Centro luminoso

¿Las flores te dan alergia? Entonces, un centro con velas para San Velantín puede ser tu solución. Compra velas de distintos tamaños y colores. Para evitar que la mesa se dañe, colócalas en un platillo de color blanco o negro. Así, permitirás que los vivos colores de las velas capten toda la atención. No es necesario complicarse la vida para que tu mesa luzca hermosa. Además, ¿hay algo más romántico que una cena a la luz de las velas?

Centro poético

El día de San Valentín puede ser la ocasión ideal para jugar con la altura, ¿por qué no? Si eres una mujer amante de la poesía puede que te agrade la idea de que las flores estén más cercas del cielo. Entonces, compra uno de estos floreros en cualquier florería y ponte en acción. Elige las flores que más te gusten, cuidando de combinar no solo distintos colores, sino también diferentes texturas. De algo podrás estar segura: este centro le dará a tu mesa una gran distinción.

Centro tradicional

Si la tradición es lo tuyo, amarás este centro. ¿Qué más tradicional que un corazón de rosas rojas? Este centro, además, es muy sencillo de realizar. Solo tienes que comprar un florero bajo con forma de corazón y algunas rosas. Una vez que estés en tu casa, córtales el tallo y colócalas una al lado de la otra, prestando especial atención a que no queden espacios vacíos. Asegúrate de que el florero tenga la suficiente agua para que la parte inferior de los tallos queden sumergidos.

Aprovecha la cena de San Valentín para manifestar tus emociones a través de la decoración: déjate llevar. Tu cena saldrá genial.

anterior 12 alimentos peligrosos para perros siguiente Pequeñas acciones para no dañar el medio ambiente

Artículos recomendados

Comentarios