Poner la mesa con estilo

Imagen de Inma Pérez
Enviado por: Inma Pérez

¿Te gusta recibir invitados? ¿Te apasiona decorar la mesa no sólo los días de fiesta sino también a diario? En HogarTotal ya hemos visto cómo decorar una mesa de comedor. Hoy te vamos a presentar algunos ejemplos de cómo poner la mesa para que puedas anotar ideas.

Para poner la mesa lo primero que debes hacer es elegir una vajilla que por su forma o color se ajuste a tus gustos. Después deberás encontrar los manteles y las servilletas apropiados para la ocasión y que además no desentonen con los platos. La cristalería y la cubertería también deberán ser acordes con el resto del menaje que vayas a utilizar.

No olvides que un centro de mesa original le dará el toque perfecto a tu mesa.

Vajilla blanca y negra

Una vajilla blanca de porcelana, un mantel blanco de hilo y una buena cristalería son los clásicos utensilios para poner una mesa elegante

Por contraste, unos platos de forma cuadrada con motivos negros y una cristalería con formas originales también pueden funcionar como un clásico moderno y elegante. Añade siempre tu toque pèrsonal con algún adorno o unas flores.

Mesas con estilo

¿Qué te parecería poner la mesa utilizando dos colores muy contrastados, como el rojo y el negro? Procura que la vajilla no esté muy saturada de color. El mantel debería ser del color contrario a los platos y liso, para que resalte más el diseño de la vajilla.

Si vas a utilizar colores muy intensos, como fucsia y verde, hazlo sin miedo, casi con descaro. Si la vajilla es bicroma, aprovecha para conjuntarla con la mantelería. En caso de que optes por colores de gama tan fuerte, lo mejor es que la cristalería y la cubertería, así como el centro de mesa, sí sean discretos.

Mesas originales

No suele ser buena idea poner la mesa de un solo color, a no ser en blanco como vimos anteriormente, pero a veces en una ocasión especial puedes permitirte decorar la mesa en la misma gama de colores. Es mejor que sean colores suaves como rosado, lila, celeste o amarillo.

Procura combinar con algún otro color de la misma línea cromática para no saturar a tus invitados.

Decorar la mesa con dos colores

Si no te atreves con apuestas arriesgadas pero quieres cambiar un poco del blanco habitual, decora tu mesa con dos colores discretos. La típica combinación roja y verde de la navidad puede servir cualquier otro día del año, por ejemplo para poner una mesa de merienda.

Y si tu estilo es más juvenil, prueba a mezclar el blanco con colores apagados pero usando rayas y lunares o estampados atrevidos para la mantelería y los adornos.

Esperamos que estas ideas para  la decoración de la mesa te sean útiles.

anterior Centros de mesas originales siguiente Cinco ideas para decorar tus paredes

Artículos recomendados

Comentarios