Viviendo con el enemigo: vecinos molestos

vecinos-molestosos1.jpg Hill Street Studios - RF - Thinkstock

Hoy nos proponemos identificar los cinco aspectos más molestos de tus vecinos, quienes de una u otra manera, son las personas con quien estás obligado a convivir. Si no soportas más a tus vecinos, recurre a los siguientes consejos que HogarTotal ha preparado para ti.

Hay de todo tipo: insistentes, ruidosos, antisociales, extravagantes, amargados, pleitistas, entre otros. Los vecinos tienen esa peculiaridad única para convertirse en un verdadero dolor de cabeza que difícilmente podemos superar.

La convivencia con los vecinos nunca ha sido tarea fácil, por el contrario, se trata de un trabajo sumamente complicado que debemos saber manejar con sutileza y audacia. No permitas que la vida en el hogar se dificulte por una serie de infortunios desencuentros con tus vecinos.

Tipos de vecinos: posibles soluciones

El que pide prestado todo

pide-prestado-todo.jpgProblema: es el típico vecino que no puede vivir sin dejar de pedir algo prestado, ya sean las herramientas de jardinería o un aparato electrónico. Solución: aprende a decir no y evita el punto conflictivo que empeore las relaciones. Todo depende de cómo manejes la situación.

El que no para de quejarse

se-quejan-de-todo.pngProblema: se queja de la situación económica, el ámbito político, los cantantes de música, la liga nacional, las últimas tendencias de verano… Nunca está satisfecho con nada de lo que suceda, y a veces hasta repite las mismas palabras cientos de veces.
Solución: organiza tus tiempos para evitar coincidir en el mismo horario.

El que nunca hace nada

no-hace-nada.jpgProblema: la pintura de sus paredes se puede estar descascarando pero no mueve ni un dedo. El jardín de su casa puede estar infectado de insectos pero aprendió la manera de convivir con ellos. Este tipo jamás se levantará un domingo temprano para hacer los quehaceres del hogar.
Solución: nadie quiere una casa vecina con mal aspecto, ¿verdad? Busca la manera de convencerlo para arreglar el exterior de su casa, de lo contrario, anda pensando en la mudanza.

El que se descuida de todo

descuida-de-todo.jpgProblema: se cambia de ropa con la ventana abierta, exhibe su cuerpo sin pudor y muestra malos modales a vista y paciencia de los demás.
Solución: comprar unas cortinas más oscuras y evitar la vista por ese lado de la casa.

El que no deja de tocar el timbre

no-deja-de-tocar-el-timbre.jpgProblema: no importa la hora que sea, no importa si estás en una sesión de yoga o en plena ducha. Los vecinos insistentes no dejarán de tocar tu timbre para buscarte un tema de conversación.
Solución: desactiva el timbre y desconecta el teléfono para descansar cómodamente sin la menor interrupción. También puedes comprar un perro que espante a los vecinos insistentes.

Vivir con tus vecinos nunca será fácil, pero al menos puedes intentar corregir todos aquellos aspectos que interfieren en tu vida normal. ¡Buena suerte!

Especiales

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.