Haga su propio líquido fertilizante para el jardín

Imagen de Maira Vasquez
Enviado por: Maira Vasquez

Mantener su jardín en condiciones sin contratar un costoso jardinero, puede ser una experiencia gratificante pero cara. De hecho, una vez que ya hemos adquirido plantas, tierra para las macetas, las macetas mismas, las herramientas de jardinería, el césped y otros productos relacionados con la jardinería, los costos están obligados a aumentar más si tenemos en cuentas los distintos problemas que sufren las plantas.

Por eso hoy les traemos una idea que les permitirá abaratar los costos y fertilizar su jardín de modo natural libre de químicos.

El fertilizador se añade al suelo para aumentar el crecimiento de las plantas y los nutrientes en él que las alimentan. Cuando se trata de hacer un fertilizante casero por primera vez, es importante seguir una receta para garantizar que las cantidades estén equilibradas y sean las correctas.

 

Hay varios métodos y muchas recetas variadas disponibles para que lo intentemos. Aquí le presentamos dos recetas simples, baratas y fáciles de poner en práctica, uno a base de estiércol de pollo y otro a base de la descomposición de plantas verdes (como una solución de té).

Fertilizante a base de estiércol

Todo lo que necesitas es un cubo lleno de agua, un pedazo de toldo o algún material similar, alrededor de unos 30 centímetros cuadrados, un poco de estiércol de pollo, un trozo de cuerda y un palo. 

 

Debes poner un poco de estiércol en el centro del pedazo de toldo. Tira de las esquinas para crear lo que parece una bolsita de té gigante. Ata la bolsita con la cuerda y con la parte superior del palo meta la bolsita en el agua. Déjalo ahí durante un día o dos para que se filtre y mezcle en el agua. Esto nos dará como producto un muy fuerte y concentrado fertilizante. Y ya está, todo lo que resta es estrujar hasta que esté adopte un color de té suave y entonces usted puede usarlo en todas sus plantas.

Fertilizante a base de hierbas verdes

¿Sabías que las malas hierbas del jardín pueden proporcionarte un abono rico que ayudará a tus plantas? Sólo necesitas un balde grande en el que para preparar el té (un cubo de basura de plástico con tapa bien ajustada es ideal dado que puede tener mucho olor); una maceta grande con agujeros de drenaje o un saco o bolsa porosa que puede ser colocado dentro del tambor (una vieja funda de almohada funciona bien) y las malas hierbas.

Elige la bolsa o el colador y luego colócala dentro del balde. Ahora llena el balde de agua hasta que las hierbas queden totalmente sumergidas. Coloca la tapa dejando macerar unas cinco a seis semanas. Verás que las hierbas se descompusieron y generaron un lodo marrón. Quita la bolsa y dejar escurrir. Sugiero que para hacer esto emplees guantes de goma y pinzas. Y listo, ya puedes utilizarlo en tus plantas, siempre diluyéndolo en 10 partes de agua.

Hay mucha variedad, quizá estos tips sobre qué fertilizante emplear puedan ayudarte.

Artículos recomendados

Comentarios