Enfermedades de perros cachorros y sus síntomas

enfermedades-de-perros-cachorors-y-sus-sintomas-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

Cuando un cachorro llega a nuestras vidas, tenemos que saber que se encuentra expuesto a diferentes virus y enfermedades contagiosas. Para que no te tomen por sorpresa y puedas detectarlas a tiempo, te contamos algunas de las más comunes enfermedades de perros cachorros y sus síntomas.

Paravovirus canino

enfermedades-de-perros-cachorors-y-sus-sintomas-2.jpg iStockphoto/Thinkstock

El parvovirus canino, llamado también parvo, ataca a los cachorros de tal forma que pocos sobreviven a ésta enfermedad muy infecciosa, la que una vez contraída es difícil de curar. Se contagia a través de heces que tienen el virus, causando en el cachorro vómitos, diarrea e inapetencia.

La aplicación de las vacunas contra el parvo se realiza en varias dosis, por lo que entre una y otra hay posibilidades de que se contagie. Por este motivo lo más recomendable es evitar que el cachorro esté en contacto con otros perros hasta que tenga todas las vacunas puestas.

Moquillo canino

enfermedades-de-perros-cachorors-y-sus-sintomas-3.jpg Hemera/Thinkstock

Otra de las vacunas que hay que aplicarle a un cachorro es la del virus del moquillo canino (también llamado distemper canino); si bien ya no es una afección tan habitual como en el pasado, todavía se registran casos. En ocasiones la infección suele ser asintomática, siendo un riesgo para el cachorro ya que es mortal. Los síntomas son varios aunque no siempre se presentan todos:

  • Secreción con pus o agua en los ojos, a medida que avanza también se presenta es nasal.
  • Inapetencia, vómitos, diarrea.
  • Desgano general, falta de actividad.
  • Tos, fiebre, a veces la base de las patas se ven hinchadas o engrosadas.
  • Parálisis y convulsiones (se presentan en la última fase de la enfermedad).

Lombrices o parásitos intestinales

enfermedades-de-perros-cachorors-y-sus-sintomas-4.jpg iStockphoto/Thinkstock

Las lombrices, conocidas como nemátodos o áscaris, son parásitos intestinales que con frecuencia afectan a los cachorros, aunque algunos ya nacen con lombrices. En éste caso el problema se duplica ya que también pueden ser contraídas por las personas, siendo los niños los que más expuestos se encuentran al contagio. Por este motivo es de suma importancia desparasitar los cachorros con la frecuencia que el veterinario recomiende.

Un cachorro con lombrices suele sentarte y arrastrar sus nalgas por el suelo, pierde peso en lugar de aumentar acorde a su tiempo de vida, tiene su abdomen hinchado, y en sus excrementos son visibles los parásitos. 

Si observas alguno de estos síntomas y comportamientos en tu mascota, llévala al veterinario para descartar que no se trate de una enfermedad de cachorro.

Etiquetas

Artículos recomendados

Comentarios